Chistes


El rey de la selva, va a celebrar una fiesta. Entonces dice:
Voy a hacer una fiesta.
Y todos dicen BIEEEN, y la rana:
(Cantando) ¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y dice otra vez el rey:
Vamos a tener atracciones y caramelos.
Y todos BIEEEEN, y la rana:
¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y el rey hasta las narices de oír a la rana, dice:
Van a estar todos los animales menos uno que es verde y con ojos saltones.
Y todos BIEEEN, y la rana:
¡Que bien! ¡Que se fastidie el cocodrilo!

Se encuentran dos amigos y dice uno:
РNo s̩ qu̩ hacer con mi abuelo, se come las u̱as todo el tiempo.
– Al mío le pasaba igual, y le quité la manía en un momento.
– ¿Cómo? ¿Le ataste las manos?
– No, le escondí los dientes.

– Papá, papá , en el colegio me dicen peludo y dice el padre:
– ¡ María ! ¡ Ven para acá que el perro esta hablando !

Un pajarito iba volando a toda velocidad por la autopista en sentido contrario y de repente se estrella contra un motorista. ¡Pafffff!
El motorista frenó y dijo:
¡No puede ser! ¡Maté al pajarito!
Miró donde había caido y lo encontró todavía vivo. Lo recogió, se lo llevó a su casa, lo metió en una jaula y le puso agua y comida. Al rato, el pajarito recobró el conocimiento y dijo:
¡ No puede ser! ¡Maté al policía y estoy en la cárcel !

Erase una vez la familia oso (la de Ricitos de Oro) y papá oso pasa al comedor, se encuentra que no tiene comida y grita furioso:
¿Quién se comió mi comida?
Y sale el hijo oso, y también se encuentra que no tiene comida y grita furioso:
¿Quién se comió mi comida?
Al oír los gritos mamá oso sale de la cocina enojada y dice:
¡Par de estúpidos, que todavía no la he servido!

Este era una vez un hijo que le dice a su padre:
¡ Papá, papá, no quiero ir a la escuela !. Primero porque tengo sueño, segundo porque estoy cansado y tercero porque en la escuela se ríen de mí.
El padre le responde:
¡ Mira Pepito vas a ir !. Primero porque a la escuela no se falta, segundo porque es tu responsabilidad y por último, porque eres el director del colegio.

Había una vez unas hormiguitas que estaban cansadas de que un elefante les rompiera siempre el hormiguero. Un día. las hormigas se pusieron de acuerdo en que la próxima vez que viniera se subirían todas a un árbol y se tirarían encima de él para picarle. Así sucedió, vino el elefante y las hormiguitas se subieron al árbol, se le tiraron encima y le empezaron a picar. El elefante comenzó a sacudirse y se cayeron todas las hormigas, salvo una que quedó enganchada del cuello. Entonces, las otras hormiguitas le gritaban desde abajo:
¡Ahógalo! ¡Ahógalo!

Esto era una familia de ovejas.
-¡Mamá!, ¡Mamá! ¿puedo ir a jugar al bosque?
-Veee, veee.

Un dia salió una hormiga en una moto a pasear y cuando ya habia recorrido un gran distancia tuvo un accidente y se cayó de la moto. La llevaron al hospital y el doctor le preguntó:
¿Qué es lo que le ha sucedido para caerse así de la moto?
La hormiga le respondió:
Pues mire doctor es que se me metió una mosca en el ojo.

Be Sociable, Share!

7 comentarios en “Chistes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *