Urraca

urraca
Tipo: Vertebrados
Clase: Aves
Orden: Paseriformes
Familia: Córvidos
Foto cedida por Pedro Reina
Características
Longitud: Hasta 45 cm incluyendo su cola.
Cola de 20 a 25 cm.
Peso: Alrededor de 200 gramos.
Descripción
Estas aves se pueden econtrar en Europa, gran parte de Asia, el extremo septentrional de África y las regiones occidentales de América del Norte.
Poseen un plumaje blanquinegro con reflejos azules y verdes. En tierra avanzan dando pequeños y graciosos saltos, moviendo y alzando rítmicamente la larga cola. Dado su peso, para volar se ve obligada a efectuar un aleteo continuo.
Suelen vivir cerca de los hombres, aventurarse con frecuencia hasta las proximidades de los pueblos y a los parques de las ciudades.
Se alimentan de cereales, frutas, bayas, insectos, arañas, gusanos, caracoles, pequeños reptiles, aves y mamíferos e incluso en ocasiones de carroña.
Son animales muy sociales. En otoño e invierno es fácil encontrar grupos de 200 a 250 individuos durmiendo juntos en grandes dormideros comunales y no es difícil ver pequeños bandos reunidos para alimentarse o defenderse de depredadores.
La hembra y el macho son morfológicamente idénticos y, al parecer, una vez formada la pareja, ya no se separan de por vida. La época de cría dura desde abril hasta mayo. Ponen una nidada por año, compuesta de 6-8 huevos de color verdoso, jaspeado de castaño. La incubación dura alrededor de tres semanas y es realizada exclusivamente por la hembra, mientras que su compañero se encarga de alimentarla. Los polluelos permanecen en el nido de 22 a 27 días y, cuando lo abandonan, su plumaje es ya muy parecido al de sus padres, a excepción de la cola que no habrá alcanzado todavía el tamaño definitivo.
Los ejemplares capturados jóvenes son fácilmente domesticables y son capaces incluso de aprender a pronunciar alguna palabra.
Estos animales tienen la extraña manía de apoderarse y de ocultar cualquier objeto brillante que encuentren, razón por la que se le da también el nombre de “urraca ladrona“.

Imprimir Imprimir

Tucán

tucan
Tipo: Vertebrados
Clase: Aves
Orden: Piciformes
Familia: Ramfástidos
Foto: www.fondoimagenes.com
Características
Longitud: de 30 a 60 cm. en función de la especie
Descripción
Existen alrededor de 40 especies de tucanes que habitan en las selvas de Sudamérica y América Central. Son aves tropicales que emiten graznidos tan potentes que pueden oirse a más de un kilómetro de distancia y que se caracterizan por tener un pico enorme y resistente de vivos colores que a pesar de su tamaño es muy ligero, por lo que apenas molesta al pájaro. Son aves arbóreas que poseen unas patas cortas y fuertes que les permiten desplazarse fácilmente entre las ramas. Su plumaje es suave y colorido predominando como base el color negro, siendo las hembras de colores menos intensos, que por regla general también son más pequeñas. Se alimentan de frutas, verduras, larvas, pequeños reptiles y hasta polluelos de otras aves, utlizando su pico como una excelente herramienta para desprender, alcanzar el alimento, pelarlo o incluso cascarlo según la necesidad. También lo utilizan como medio de defensa.
Hacen el nido en los huecos de los árboles, depositando en él de dos a cuatro huevos de color blanco que son incubados por ambos padres durante 15 o 20 días dependiendo de la especie. Las crías, cuando nacen, son alimentadas por los padres durante mas de 40 días y a los 2 meses aproximadamente abandonarán el nido para valerse por sí mismas.

Imprimir Imprimir

Quetzal

quetzal
Tipo: Vertebrados
Clase: Aves
Orden: Trogoniformes
Familia: Trogónidos
Foto cedida por www.travelingcostarica.com
Características
Longitud: De 25 a 35 cm.
Peso: Alrededor de 150 gramos
Descripción
El quetzal es un ave trepadora, propia de las mesetas selváticas y húmedas de América Central, de entre 25 y 35 cm de longitud sin contar la cola, que en el macho puede llegar a medir cerca de los 90cm. Este maravilloso pájaro tiene un suave plumaje de color verde tornasolado muy brillante en las partes superiores del cuerpo y rojo en el pecho y en el abdomen, cabeza gruesa, con un moño sedoso y verde, mucho más desarrollado en el macho que en la hembra, y pies y pico amarillentos.
Las antiguas civilizaciones indias veneraban a este animal como a una de sus deidades y empleaban sus largas y hermosas plumas como adorno en las ceremonias, pero aunque despojaban al quetzal de sus plumas, no lo mataban, debido a que era considerado un animal sagrado. En la actualidad el número de ejemplares ha disminuido considerablemente y en estos momentos es una especie protegida.
Los quetzales se alimentan principalmente de frutas, aunque ocasionalmente su dieta puede incluir insectos y pequeños vertebrados como lagartijas o ranas.
Construyen sus nidos en grietas de árboles huecos, a menudo agrandando agujeros ya hechos por pájaros carpinteros. En las labores de preparación del nido participan ambos progenitores, así como en la incubación de los huevos y posterior cuidado de los polluelos. Cuando el macho se encuentra empollando, su larga cola de color verde sobresale más de medio metro a través del orificio de entrada del nido, pareciendo desde el exterior una rama de helecho que hace que el nido pase desapercibido. La nidada suele estar formada por dos huevos redondeados de color azul pálido que eclosionan al cabo de 17 o 18 días.

Imprimir Imprimir